Alianza por el Millón

Debido a las múltiples llamadas que he recibido en referencia a mi opinión sobre la entrevista que le hicieron al Ministro de Ambiente Milciades Concepción que apareció en la página 6 de La Prensa del día de hoy me remito a los siguiente.   https://impresa.prensa.com/panorama/Concepcion-Darien-desastre-ambiental_0_5355214494.html

La Alianza por el millón fue una iniciativa que salió de la oficina de ANARAP basada en apuntarle a menos de la mitad de la tierra degradada que existe en el país, efectivamente no se ha logrado la meta de la cantidad de hectáreas reforestadas iniciales, pero ha sido por la falta de visión de nuestros gobernantes y tener un gobierno donde reforestar comercialmente es casi una misión suicida, los únicos inversionistas son extranjeros ya que la Ley 69 de 30 de octubre de 2017 no le brinda incentivos al dueño de una pequeña finca y mantenemos  graves problemas en la DGI, ANATI y MiAmbiente.

Proponer reducir la cantidad de hectáreas a reforestar en lugar de resolver los problemas en las diferentes entidades gubernamentales es una solución con miopía histórica y un desperdicio de la oportunidad monumental que tenemos en cantidad de tierra degradada e interés por parte de los mercados internacionales en estos momentos, no olvidemos que no somos los únicos en la región.

Los estudios de GIZ, FAO, USAID confirman que Panamá es por excelencia un lugar para desarrollar proyectos forestales de diferentes especies a gran escala con un potencial similar a lo que aporta el Canal de Panamá a las arcas del Estado, pero eso requiere un gobierno comprometido a desarrollar un sector forestal con políticas de estado definidas para crear un comité interinstitucional alineando a todas las entidades gubernamentales para atraer a inversionistas sin costos para el estado.

El Estado debe desarrollar proyectos para atraer a reforestadores de grandes extensiones para biomasa, celulosa, resina, productos maderables y no maderables, generando así empleos dignos en lugares rurales y garantizando crecimiento rural en todo el país. Pero mientras tengamos un sector forestal donde no seamos el producto champion de nadie, sin estadísticas del sector, carezcamos de desdoblamiento arancelario, no tengamos acceso a la tierra, nuestro producto de cultivo no sea posible ni siquiera de definir porque nadie sabe ni cuántos empleados tenemos, ni donde sembramos, sería una tarea imposible y la seguridad jurídica de nuestra inversiones dependa del gobierno municipal y nacional de turno es muy difícil pero cuando uno cosecha cada 5 Presidentes siempre es socio del gobierno y le damos nuestro voto de confianza al Presidente Cortizo de que unidos lo haremos.

Bianca Frieda Moran

Presidente de Asociación Nacional de Reforestadores y Afines de Panamá

                                                                        

Share

Leave comment