Ley de incentivos forestales: Aportaciones para un país que explora opciones para el desarrollo sustentable

Ley de Incentivos Forestales

La nueva Ley de Incentivos Forestales cada vez está más cerca de hacerse realidad. Este proyecto tiene como objetivo recuperar los bosques panameños y promover la conservación de los mismos, en aras de lograr sembrar los cimientos que harán de este un país de desarrollo sustentable.

Los beneficios son muchos y con un gran número de beneficiarios que tendrán sustento asegurado. El Gobierno Nacional propuso una gran meta: Un millón de hectáreas sembradas en 20 años para lograr el desarrollo que satisfaga las necesidades del presente, sin comprometer el futuro de las siguientes generaciones. Para sustentar estas aspiraciones está la nueva Ley de Incentivos Forestales.

Ley de Incentivos Forestales y sus beneficios para todos

Panamá es el único país de la región que necesita estudios de impacto ambiental para reforestar, por lo que se considera pertinente la eliminación de este paso para poder llevar los procesos con la menor cantidad de trabas legales posibles.

La agricultura recibirá un impulso mayor. Lo que se pretende con esta Ley de Incentivos Forestales es incluir la exoneración de impuestos municipales y nacionales –como el impuesto sobre la renta y los de inmuebles, por ejemplo-, para brindar confianza en el sector, como se hace con otros miembros del aparato productivo y de exportación en Panamá.

Otro aspecto a resaltar es que la vigencia de los incentivos que recibe una finca sea desde el momento de la compra hasta el corte final, a menos de que el contribuyente cambie el uso del suelo en el tiempo propuesto en la Ley. Este espacio de tiempo es algo que también debe ser reformado, pues la legislación exige que se mantenga el uso de la tierra por 10 años. Sin embargo, el tiempo mínimo que necesitamos para reforestar y cosechar son 20 años por lo mínimo.

La extracción ilegal de árboles ha sido una de las actividades más criticadas en los últimos tiempos por el daño que le genera a las reservas naturales del país. La nueva legislación deberá poner límites específicos de árboles talados por temporada, aunado a un conjunto de acciones que ayuden a proteger los bosques de la tala ilegal y a fomentar la reforestación sostenible y responsable. El sector maderero debe recibir protección a la par del cumplimiento de las normativas y de reforestación de las zonas.

La urgencia de una nueva ley

Estas propuestas para la Ley de Incentivos Forestales están basadas en los precedentes que tenemos sobre la creación de un clima favorable para la inversión en reforestación de los países de la región.      

La Ley de Incentivos Forestales vigente vence este año, así que la nueva legislación debe estar lista y aprobada en poco tiempo. Otro aspecto a considerar es que deberá estar alineada a los objetivos propuestos en la meta país para el período 2015-2035.

La reforestación y el desarrollo sostenible benefician tanto a las generaciones actuales como a las futuras. La sociedad panameña, así como la mundial, no puede dejar de lado lo que sucede con el medio ambiente, pues eso significaría darle la espalda al futuro que no es nuestro, sino de nuestros hijos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *