Ministerio de Ambiente lanza iniciativa de Ecoturismo en Áreas Protegidas del país

Panamá, 22 de abril de 2015. En el marco del Día Mundial de la Tierra, el Ministerio de Ambiente hace el lanzamiento formal

de la Iniciativa de Turismo Verde, una de las prioridades estratégicas bajo la administración de la Ministra de Ambiente, Mirei Endara.

Endara destacó que esta estrategia de Turismo Verde lanzada hoy tiene varios componentes que desarrollan una visión conjunta, de país, realizable a través de un plan de acción, que permite convertir al turismo verde en un impulsor del crecimiento económico y de la inclusión social, tal y como lo establece el Plan Estratégico de Gobierno 2015-2019.

Para alcanzar este objetivo, la Ministra Endara destacó que solo se logrará con el concurso de diversos actores del sector público y privado, organizaciones no gubernamentales, grupos comunitarios, municipios y voluntarios junto a la Autoridad de Turismo de Panamá y el Instituto N Endara resaltó que algunas de estas acciones antes descritas serán apoyadas por el proyecto Ecoturismo, financiado con recursos del Fondo Mundial para el Ambiente (GEF) a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En tanto, el Presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela Rodríguez, dijo que su Gobierno reconoce la importancia del turismo. Expresó que indudablemente, las áreas protegidas son un atractivo clave para el desarrollo de un turismo sostenible, ambientalmente responsable, que beneficie a las comunidades locales y que sea plataforma para el desarrollo

por el sector privado. Varela Rodríguez detalló que el Decreto firmado a favor de las áreas protegidas promueve la integración sectorial ecoturística del Ministerio de Ambiente, la Autoridad de Turismo y el Instituto Nacional de Cultura para desarrollar, junto a la sociedad civil, las comunidades y la empresa privada una visión de país hacia un turismo verde, responsable y que observe estándares nacionales e internacionales. “De esta manera, impulsaremos una actividad económica sana, valorando nuestra riqueza natural, promoviendo la prosperidad con equidad”, recalcó el Presidente de la República. El Mandatario además informó “que paralelamente se trabajará en el Plan de Acción de turismo, de la mano de Sustainable Travel International, que a través de un proceso participativo debe llevarnos a crear una marca país para nuestro producto natural, que vaya generando demanda en

la medida que preparamos nuestros productos turísticos para ofertar”. El Ejecutivo recalcó que este plan de acción tiene como eje principal el generar bienestar a las comunidades y organizaciones dentro y aledañas a las áreas protegidas. Dentro de esta iniciativa de Turismo Verde, la Ministra Endara realizó el lanzamiento de una aplicación (apps) para dispositivos móviles denominada ECOTOUR PANAMA, que tiene datos completos de los Parques Nacionales del país y a su vez posee funciones básicas que serán de gran utilidad para el visitante.

Precisamente, la función primordial es que en caso de pérdidas o problemas en medio del recorrido, la aplicación tiene una opción que emite alertas por medio de llamadas a los principales centros de ayuda, ya sea Policía Nacional, Servicio de Emergencias 911 y al Ministerio de Ambiente. Esta aplicación puede ser descargada en dispositivos Iphone y Android, y además está disponible en cinco idiomas: español, inglés, alemán, francés y holandés. Los visitantes podrán interactuar mejor con el Parque Nacional que estén visitando. Con la ayuda del GPS de su celular podrán, de manera más segura, recorrer los exóticos senderos y caminos utilizando el mapa interactivo, que incluye las coordenadas y orientación de su recorrido, la velocidad de avance, altitud y relieve del terreno. Para bajar la aplicación solo se debe accesar al siguiente código de barra.

FORO EMPODERAMINETO DE LAS MUJERES EN PUESTO DE LIDERAZGO (CoNEP)

El martes 24 de marzo se llevo a cabo el Foro de Empoderamiento de las Mujeres en puesto de liderazco en las instalaciones de la nueva sede del Tribunal Electoral organizado por el CoNEP.

Entre las personas invitadas estuvieron: El Dr. Martin Santiago, Represen. PNUD- Panamá, La Lic. María José Chamoro EEl conversario fue moderado por la Licda Katherine Shahani Presidenta Comision de Genero de CoNEP y las panelista invitadas fueron la Licda Aimee Sentmat, la Dra. Rosa Britton y la Licda Aida de Madura.

Las mujeres de la Junta Directiva de ANARAP tuvieron la presente y felicitan al CoNEP por este.

APRUEBAN PROYECTO QUE CREA EL MINISTERIO DE AMBIENTE

Luego de varios días de discusión y modificaciones del articulado, el pleno de la Asamblea Nacional aprobó en tercer debate el Proyecto de Ley No. 25, que crea el Ministerio de Ambiente y que modifica la ley 41 de 1998, General de Ambiente y la Ley 44 de 2006, que crea la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá y adopta otras disposiciones.

La administradora de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Mirei Endara, manifestó que con esta ley se contribuirá a lograr la transversalización de las políticas de ambiente.

“Esta ley nos permite una reingeniería dentro del sistema de estudios de impacto ambiental y la fiscalización de todos los proyectos de desarrollo nacional” explicó la alta funcionaria de la ANAM.”

La diputada suplente Alida Spadafora consideró como un momento histórico que se haya aprobado este proyecto en tercer debate, debido a que Panamá es uno de los pocos países en Latinoamérica y el Caribe que no contaba con un Ministerio del Ambiente y esto pone de relieve la importancia que tiene el ambiente para la calidad de vida y el futuro de Panamá.

Spadafora detalló que las modificaciones que se dieron al proyecto esclarecieron el rol de la Autoridad de los Recursos Acuáticos, que ahora estará bajo el mando del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y el rol que tendrá el Ministerio de Ambiente, en cuanto a los recursos naturales.

El documento, en su exposición de motivos, resaltó que Panamá está padeciendo los rigores de las alteraciones climáticas, de manera que se hace cada vez más urgente impulsar esfuerzos de adaptación y mitigación en las poblaciones y sectores productivos más vulnerables. Estos esfuerzos deberán realizarse en coordinación con otras autoridades competentes y como parte de una clara política de Estado.

Unas 35 organizaciones de la sociedad civil participaron en la formulación de la agenda ambiental de 2014-2019 al proponer la creación del Ministerio del Ambiente, como principal acción para la recuperación de la institucionalidad ambiental del país. El proyecto fue discutido por toda la República durante cuatro meses para lograr el consenso de la mayoría.

La ambientalista Endara destacó que la aprobación de este ministerio representa la garantía de que la dimensión ambiental sea incorporada en las decisiones del Estado para un desarrollo más sostenible, debido a que se fortalecen los espacios de participación ciudadana de una manera responsable y ordenada a través de reuniones consultivas.

Por su parte, el subdirector de la Autoridad de los Recursos Acuáticos, Iván Flores, calificó un triunfo para Panamá la aprobación de este ministerio en tercer debate. “Este país es rico en biodiversidad y hay que garantizar su existencia mediante leyes”, afirmó.

Esta iniciativa forma parte de las prioridades del Plan de Gobierno de la Alianza el Pueblo.

Primero, diseñado con miembros de la sociedad civil del país, y es fundamental dentro de las metas del Gobierno Nacional y los compromisos del Acuerdo de Gobernabilidad Panamá Primero.

Firma de convenio CoNEP y ANARAP

El Consejo Nacional de la Empresa Privada (CoNEP) y la Asociación Nacional de Reforestadores y Afines de Panamá (ANARAP) realizaron el acto formal para la firma de la ‘Alianza de un Millón de Hectáreas Forestales’. Este documento consiste en un acuerdo público-privado, que incluye a organizaciones de la sociedad civil, para cumplir con el objetivo de plantar un millón de hectáreas en un periodo de 20 años, en el istmo. La foto registra el momento de la firma del convenio, llevado a cabo entre la presidenta del CoNEP, Elisa Suárez de Gómez y el presidente de ANARAP, Robert Kroesen.

TVN se une a la Alianza por el Millón de Hectáreas

El 21 de noviembre se une la Televisora Nacional TVN a la Alianza por el Millón de Hectáreas.

 

CAMINO POR RECORRER EN REFORESTACIÓN- MARTES FINANCIERO

En Panamá el área forestal es del 43.1% y la pérdida neta anual de la superficie boscosa en el país es de 20 mil hectáreas por año.

Las mayores amenazas de los bosques naturales, en toda la región latinoamericana, incluyendo Panamá, son la agricultura, ganadería a gran escala y de subsistencia, urbanización de las áreas forestales y el aprovechamiento forestal sin programas de manejo sustentable.

La información, suministrada por la Asociación Nacional de Reforestadores y Afines de Panamá (Anarap), no es parte de una clase ambiental sino producto de estudios que muestran que si no se toma conciencia de esta situación los daños serán irreversibles.

Pero ¿Qué se puede hacer y qué se está haciendo al respecto?

Tanto la directora ejecutiva de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), Rita Spadafora, como la vicepresidenta de Anarap, Marisa Vallarino, no se atreven a decir que se ha hecho mucho o poco en el tema de reforestación pero sí aseguran que hace falta camino por recorrer en esta materia.

“Así como tenemos un crecimiento en el sector inmobiliario deberíamos tener un crecimiento en plantaciones en el sector forestal” dice Vallarino, de la Anarap.

Mientras que Spadafora, de ANCON, admite que todavía queda una brecha entre lo que se está degradando y lo que se está recuperando.

Ella entiende que en algunos casos no es posible mitigar al 100% pero sí se pueden establecer medidas de compensación y para esto la Anam incluye, en los estudios de impacto ambiental, proyectos de reforestación en un área designada.

Jorge Justavino, del área forestal de la Anam, explica que no existe disposición legal anticipada que obligue directamente a las empresas a compensar, mediante reforestación, otras áreas conforme la afectación del proyecto.

Sin embargo, las resoluciones que aprueban los estudios de impacto ambiental establecen tales disposiciones y en general se acostumbra ordenar por lo menos el establecimiento, mediante reforestación del doble de superficie afectada por el proyecto previamente aprobado.

Empresas como Argos Panamá, por ejemplo, tienen un proyecto de reforestación por compensación en la comunidad “Moja Pollo”, ubicada en las riberas del río Chagres, en la cuenca hidrográfica del Canal de Panamá. Así lo asegura su gerente general, Enrique Olarte.

Tareas por hacer

Para cambiar las cifras mostradas por Anarap, a un panorama más optimista, lo primero que hay que hacer es darle mayor preponderancia al sector forestal dentro de la institución que se encarga del tema ambiental.

Así lo sugiere la vicepresidenta de Anarap quien señala que en estos momentos, en que se está hablando de crear un Ministerio de Ambiente, debería tenerse en cuenta el sector y darle un mejor sitial del que posee actualmente.
En el presente existe el Departamento Forestal dentro de la Dirección Nacional de Manejo de Cuencas Hidrográficas de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) y lo que piden los miembros de Anarap es que sea una instancia superior, ya sea un instituto u otro, que le garantice al sector el manejo seguro de su mayor activo: el forestal.

Lo segundo, a juicio de Spadafora, es crear una nueva legislación forestal ya que la ley 1 de febrero de 1994 requiere ser replanteada con una visión más moderna que incluya no solo el manejo de bosques sino su conservación en tierras privadas.

“Algo mucho más amplio, integral y que promueva también la participación de Panamá en esquemas internacionales de cambio climático que pueden traer recursos adicionales para el país y ahora mismo no están contemplados en dicha ley”, señala.

Pero además la presente legislación no cuenta con incentivos reales por ejemplo para la reforestación comercial, ya que esta es una actividad que requiere una fuerte inversión y cuyos retornos se ven a largo plazo.

“Entonces sin los incentivos es difícil que alguien se embarque en una actividad que puede traer muchos beneficios económicos, ambientales y sociales para Panamá pero que demanda de un ambiente habilitador para que la gente realmente se interese en invertir”, argumenta la representante de ANCON.

Al respecto Vallarino, de Anarap, asegura que hace dos años se propuso un nuevo proyecto de ley forestal que no prosperó pero confían que con la actual administración de la Anam sí se realice y creen las condiciones adecuadas con fines de conservación, comercial y de manejo de bosques.

“El sector forestal tiene muchísimas complicaciones, conflictos y estamos huérfanos”, dice Vallarino.

Tanto Spadafora como Vallarino forman parte del grupo gestor de la Alianza por el Sector Forestal de Panamá, que se creó recientemente junto a la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, para plantar un millón de hectáreas en 20 años.

Además del nuevo marco regulatorio las acciones claves para cumplir con esta meta son el desarrollo de un plan de ordenamiento forestal y otro forestal a nivel nacional.

En el primero se establecerían las áreas que se pueden reforestar y cuáles servirían para la comercial y cuáles para restauración.

“Que se diga dónde plantar qué especie, cómo plantar, para qué, el tiempo que se requiere y las características de las zonas una información que no existe y por eso vemos un desorden que en un área donde no prosperaba la teca se plantó teca o donde no prosperaba amarillo se plantó amarillo”, reconoce Vallarino. Finalmente con el plan forestal nacional se espera contar con el respaldo político y financiero del Estado panameño.

Vallarino aclara que con la alianza no se está obligando a nadie a reforestar porque lo que se quiere es unir esfuerzos para crear conciencia en el tema forestal.

Negocian $525 en productos forestales de Panamá

Lunes 28 de julio de 2014 – 12:01 a.m.La suma resulta de la negociación de 1,431 metros cúbicos de madera, durante la segunda Rueda Internacional de Negocios Forestales

mrodriguez@laestrella.com.pa

El objetivo de la iniciativa es eliminar la compra de madera ilegal o de dudosa procedencia.

‘En Panamá, estudios recientes indican que el porcentaje de madera que proviene de tala ilegal a nivel nacional oscila entre un 33% y 51%3, con la región de Darién alcanzando las mayores dimensiones con un estimado de hasta el 67%’, señala Rafael Venegas Deza, consultor de Global Forest Trade Network Panamá (WWF por sus sigla en inglés) de Colombia, en su Guía de Compra Responsable de Productos Forestales y a la que tuvo acceso este diario.

Ante estos porcentajes alarmantes, y con el objetivo de acabar con la destrucción acelerada de los árboles por la tala ilegal y promover la compra responsable de productos forestales, por segundo año consecutivo, la WWF desarrolló en Panamá la Rueda Internacional de Negocios Forestales Responsables.

La iniciativa anual impulsa el desarrollo de mercados para la comercialización de maderas provenientes de bosques bajo manejo sostenible y certificados de acuerdo a las normas internacionales del Forest Stewardship Council (FSC por sus siglas en inglés), facilitando vínculos comerciales entre empresas comprometidas y responsables.

El encuentro concluyó con 51 citas de negocios, realizadas entre 43 empresas participantes (productoras y compradoras responsables), logrando en total negociaciones por $525 mil y aproximadamente 1,431 metros cúbicos de madera, según un comunicado de la WWF, que además afirma que la cifra podría aumentar, puesto que los empresarios participantes continuarán negociando en los próximos días. ‘Esta segunda rueda de negocios es un paso más hacia la consolidación de la estrategia de gobernanza forestal en los bosques de Darién ya que crea vínculos entre productores de madera bien manejada con compradores responsables que buscan un producto de origen legal y sostenible’, expresa Sandra Valenzuela, directora de Planeación de WWF Programa Chocó Darién – Amazonas Norte. En este sentido, subraya el consultor colombiano en su trabajo: ‘la gestión integral del bosque es la única opción, pues solo de esta forma se podrá cubrir la creciente demanda de productos y servicios forestales, generando beneficios sociales y económicos, y conservando los bosques como fuente permanente de materia prima’.

 

¿Se puede reflotar la agricultura de Panamá?

Lunes 28 de julio de 2014 – 12:00 a.m.
El sector primario panameño sufre un rezago productivo que inicia desde los salarios de los técnicos
ARCHIVO | LA ESTRELLA DE PANAMÁ
En los años 80, el principal rubro de producción era el banano.
periodistas@laestrella.com.pa

Antes de 1968 y un poco después, la agricultura de Panamá no tenía mucha importancia y los pocos agricultores que habían producían para sus provincias y, los más avanzados, lograban traer sus productos al Mercado del Terraplén. Todas las mañanas amanecía una o varias chivas gallineras con productos del interior, gallinas y queso blanco molido. Claro que había medianos y grandes productores, pero eran, fundamentalmente ganaderos, arroceros, con sistemas extensivos de producción. En esa época el Chase era, prácticamente, el único banco importante que financiaba, principalmente, a los ganaderos.

Lo que sí había en esos años eran muchísimos campesinos sin tierra con ganas de producir. Había gran demanda de arroz, maíz, frijoles, hortalizas, carne, etc., que no podía ser satisfecha con la producción de la época. No había financiamientos blandos, muy poca asistencia técnica, servicios de maquinaria, semillas, ni técnicos.

En 1972 nació el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y sus otras instituciones y empresas que, realmente, cambiaron la agricultura de Panamá. Aparecieron los famosos Asentamientos Campesinos, que hicieron buenos aportes al sector agropecuario, y, a pesar de que muchos no gustaban de ellos, podemos decir que sus resultados fueron positivos. Un análisis que se presentó en el Gabinete Económico del presidente Guillermo Endara demostraba que ‘si se suma todo lo prestado a los asentamientos y se le resta la inversión recuperada en ese mismo periodo se verá que hubo un significativo saldo positivo’, sin considerar que se incorporaron miles de hectáreas y salieron miles de personas de la pobreza.

Hasta 1980, en Panamá se creía en la agricultura hasta que llegó ‘la globalización’ famosa y, esa agricultura pujante que había substituido muchas importaciones, se empezó a desinflar y a considerarla improductiva, subsidiada, no rentable, etc., a tal punto llegó que los propios viejos le recomendaban a sus hijos que se fueran a las ciudades a buscarse la vida porque la agricultura no tenía futuro. Ni los gobiernos más progresistas ya creían en la agricultura ni en los agricultores.

Si se revisa el financiamiento del Banco de Desarrollo Agropecuario al sector agropecuario después de 1989, se podrá apreciar cuál era la política agropecuaria de los gobiernos de turno. El MIDA, en términos generales, era un lastre para la economía del país y las propias IFIS (BID, AID, BIRF) dejaron de creer en la agricultura panameña y empezaron a exigir y presionar al gobierno para que dejara de financiar el campo. Las IFIS crearon programas especiales para medianos y grandes ganaderos, dejando a un lado los programas a los micro y pequeños productores. Hicieron todo lo posible por cerrar el BDA y el IMA, que consideraban empresas estatales ineficientes y sin propósitos porque ya había muchos bancos, incluyendo al BNP, que daban financiamientos al Sector Agropecuario.

El BDA no era necesario y el IMA ya había terminado con su papel de intermediario de los agricultores. Las costosas instalaciones se fueron deteriorando porque al gobierno no le interesaba ni siquiera que existieran; es más, querían su rápida privatización. El centro de Acopio de Cerro Punta, donado por el Gobierno alemán, se dejó morir por falta de mantenimiento porque ese ya no era el papel del IMA.

Empezaron a desaparecer empresas multiplicadoras de semilla, el IDIAP se quedó estancado sin producir nuevas semillas, se cerró COAGRO, que ofrecía insumos técnicos a buenos precios, lo mismo pasó con la empresa de servicio de maquinaria, y, en pocas palabras, se desmanteló el sector agropecuario.

Probablemente, y creo que es lo más duro y comprometedor que sucedió, fue que se expulsó a los técnicos del Sector Agropecuario. Decía Adán De Gracia, del BDA, que ‘los técnicos buenos se van y solo quedan los malos’. No había futuro de ninguna clase para los buenos técnicos agropecuarios. Hubo un gran reciclaje de técnicos que se convirtieron en abogados, banqueros, administradores, vendedores, etc., muchas veces en áreas que no tenían nada que ver con su antigua profesión.

Hoy en 2014, después de más de 30 años de tumbos, el nuevo ministro trata de convencer (no sé a quién) a los panameños de que ahora sí va a reflotar la agricultura de Panamá. Quiere hacerlo con técnicos mal pagados, que saben cómo sobrevivir en las crisis del MIDA, y, lo más importante, sin productores que quieran invertir en un negocio que tiene tantos años de fracaso.

En esta época moderna donde mandan los productos híbridos, donde los transgénicos presionan a los gobiernos y ponen sus condiciones para que usen sus semillas certificadas y que los campesinos dejen de utilizar sus propias semillas originales, será muy difícil que la nueva administración del MIDA logre producir el entusiasmo que le permita levantarse a la agricultura panameña.

Toma de Posesión ANARAP 2014-2016

La Asociación Nacional de Reforestadores de Panamá ANARAP, instalo la nueva Junta Directiva Para El Periodo 2014-2016 conformada Por: Robert Kroesen-Presidente, Marisa Vallarino-Vicepresidenta, Javier Arosemena-Secretario, Diego Dipieri-Tesorero, Ariel Vaccaro-Vocal, Bianca Morán – Vocal.

El Evento Sí llego un Cabo La noche del 24 de julio de 2014, en el Club Unión y nos acompañaron distinguidas Personalidades del Gobierno, ONG’S, Presidentes de Asociaciones e INVITADOS Especiales.
En el marco de la Celebración el socio Miguel Vallarino presento la Alianza por el Millón de Hectáreas Forestales Locales A los Distinguidos Asistentes.