Entradas

Alianza por el millón: La importancia de la reforestación en Panamá más allá del CO2

En Anarap sabemos que el mundo necesita más verde y menos gris. Por eso, hemos generado vínculos con diversas organizaciones y particulares con el fin de desarrollar distintas labores que buscan asegurar el futuro de las generaciones con proyectos de desarrollo sustentable que trabajen en pro de la reforestación responsable de los bosques panameños y el uso correcto de los sembradíos. Es por esto que nace la Alianza por el Millón. Leer más

Ley de incentivos forestales: Aportaciones para un país que explora opciones para el desarrollo sustentable

La nueva Ley de Incentivos Forestales cada vez está más cerca de hacerse realidad. Este proyecto tiene como objetivo recuperar los bosques panameños y promover la conservación de los mismos, en aras de lograr sembrar los cimientos que harán de este un país de desarrollo sustentable. Leer más

Agradeciemientos a Voluntarios Gran Día de Reforestación 2015 Finca Palmyra

ANARAP agradece a todos los voluntarios que participaron en la Gran Día de Reforestación el 29 de agosto de 2015 en la Finca Palmyra en Chepo. Les compartimos el avance de crecimiento de los árbolitos sembrados.

Reforestación con Grupo Provivienda

Reforestación

Siembra de árboles con grupo Provivienda el sabado 19 de septiembre de 2015.

En el parque Natural Metropoliitano.

Reforestación, en pleno vuelo

CULTIVO. Las provincias de Darién, Chiriquí, Bocas del Toro y Veraguas lideran la actividad de reforestación. LA PRENSA/ Cortesía.

El país abona el camino para la producción de madera a través de las plantaciones forestales.
La reforestación ayuda al mejoramiento climático, y constituye una fuente generadora de empleo y de negocios a largo plazo.
Sin embargo, la falta de planificación y de un proyecto nacional de desarrollo forestal atenta contra la continuidad de una industria que anualmente aporta al Producto Interno Bruto del país 343.1 millones de dólares o el equivalente al 1.3%. el equivalente al 1.3%.

 

El sector forestal a través de un manejo sostenible de los recursos puede convertirse en un pilar de la economía, a la par del Canal de Panamá y del sector turismo, manifestó Robert Kroesen, presidente de la Asociación Nacional de Reforestadores y Afines de Panamá (Anarap). Esta meta solo será posible si se desarrolla un plan integral de reforestación en el que se pueda replicar el éxito de Uruguay, Ecuador y Chile, líderes en la exportación de madera sostenible.

 

Los miembros de la Anarap firmaron una alianza con la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá y la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza para impulsar el desarrollo sostenible de la actividad. La meta a 20 años es aumentar los cultivos renovables a un millón de hectáreas y lograr ingresos anuales por mil 500 millones de dólares en exportación, informó Kroesen. Los gestores de la alianza se han enfocado en actualizar el plan nacional de forestación y reforestación que se elaboró en 2007, para lograr así una legislación de la actividad, en la que predomine el ordenamiento territorial y se incentive la producción renovable. La ubicación geográfica, el sistema logístico y la estabilidad monetaria hacen de Panamá un país forestalmente competitivo, asegura Juan Carlos Palacios, consultor forestal de la Anarap. No solo por la producción industrial de madera sino también en el aspecto ambiental. “Con la alianza por el millón de hectáreas forestales el istmo se convertiría en el primero país de la región carbono neutral”, dijo. En el país 80 mil hectáreas están dedicadas a la reforestación, en su gran mayoría a la siembra de teca, caoba, corotú, lina, pino caribaea, cocobolo, amarillo y zapatero. Las plantaciones se dan con mayor prominencia en las provincias de Darién, Chiriquí, Bocas del Toro y Veraguas. El metro cúbico de la teca, un árbol que es conocido como el rey de las maderas, y que alcanza una altura de hasta 30 metros, se cotiza en el mercado internacional entre 200 dólares y 300 dólares. El corte final se cotiza en 600 dólares. El precio de la madera y el déficit en el país de productos derivados de esta materia prima (como papel y cartón) se convierten en un gran potencial de negocio en Panamá, explicó el consultor de Anarap. La producción de madera panameña se cotiza en los mercados de India, Vietnam y China. Metas forestales $1,500 Millones se pretende recaudar en exportaciones. 7 Millones de toneladas de CO2 se prevé capturar por año. 500 Megavatios de energía limpia se pretende generar con la actividad forestal. 8,000 Empleos genera la actividad forestal por año en las zonas rurales.

 

DEMANDA. En el mercado local el precio de una planta de caoba o cedro espino oscila entre 30 y 75 centésimos, dependiendo de la cantidad. LA PRENSA/ Archivo.

Reforestación Programa Verde de RSE con el Padrino Pedregal Power company

Reforestación Programa Verde de RSE con el Padrino Pedregal Power company

En nombre de la Asociación Nacional de Reforestadores de Panamá (ANARAP), organización de la cual tengo el honor de presidir, tengo a bien invitarles a la Primera Actividad del Programa Verde de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) este viernes 11 de octubre desde las 8:00 a.m. en el Parque Natural Metropolitano.
La industria forestal tiene un futuro más que promisorio para el crecimiento económico del país y nuestra propuesta de acciones de RSE apuesta por las acciones que proponen ofrecer, como valor añadido, nuestro enfoque de ética y valores, sumado a nuestra convicción de que Panamá es un país privilegiado con un potencial ecológico que debe ser conservado.
De esta manera, nuestro Programa Verde de RSE denominado “Yo siembro” es un conjunto de iniciativas que estaremos desarrollando con el firme propósito de contribuir de manera activa y voluntaria con las buenas prácticas en nuestra industria.
Por este medio, deseamos compartir con su empresa, precisamente estas potencialidades, a través de la invitación a formar parte del Programa Verde de Responsabilidad Social Empresarial de ANARAP para que lo conozcan a fondo y se sumen a la iniciativa, agradeciendo de antemano la atención dispensada.

Sembremos juntos por Panamá.

Piden una política nacional de reforestación

Piden una política nacional de reforestación

La Asociación Nacional de Reforestadores y Afines de Panamá (ANARAP), pidió ayer al Gobierno la creación de una política nacional para la reforestación que permita el desarrollo del sector, incrementando la generación de divisas para el país y plazas de empleo en las zonas reforestadas.

De acuerdo con el presidente de ANARAP, Luis Carles, con una política nacional de reforestación apoyada por el Estado, los reforestadores incrementarían considerablemente las inversiones nacionales como extranjeras que redundarían en una mayor generación de empleos y creación de activos a futuro, ya que la reforestación industrial a gran escala está totalmente dirigida a los mercados internacionales.

Expresó que el plan nacional debe incluir un total apoyo del gobierno, facilitando la ejecución y autorización de los informes técnicos forestales y financieros, además de la rápida tramitación de todos los documentos que se deban dar en cuanto a la exoneración de compra de equipo para la actividad.
Manifestó que se debe apoyar también la gestión de capacitación de los sectores rurales y que se inicie la reglamentación de la Ley 58 que promueve la reforestación, que se aprobó en 1999.
Recalcó que con la reglamentación, más de 100 mil pequeños productores se incorporarán a los diagramas de reforestación en los próximos años.
Enfatizó que con un respaldo del gobierno, Panamá puede llegar a tener modelos como Chile, Costa Rica y Brasil.
“En esos países el Estado invirtió en una política forestal a largo plazo. Hoy Chile es un país que cuenta con más de dos millones de hectáreas reforestadas para la comercialización de la madera que genera cerca de 250 mil empleos directos y 2 mil millones de dólares al año en exportaciones”.
Aseveró que Costa Rica por su parte cuenta con más de 150 mil hectáreas reforestadas, aumentando su cobertura que le ha generado grandes beneficios.
“En Panamá lo que necesita el sector es que el Estado mantenga la estrategia nacional del ambiente en cuanto al sector forestal con miras a que esta actividad enfatice fines comerciales, industriales y de aprovechamiento y se deje de estar confundiendo a la ciudadanía de que la reforestación es con fines preservacionistas”, recalcó Carles.
La ANARAP proyecta tener en el 2010 unas 50 mil hectáreas reforestadas, lo que garantizaría un importante nivel de competencia ante los mercados internacionales. “Si el Estado nos apoya, esta cifra podría triplicarse; lo que necesitamos es voluntad del Estado”, dijo.
Manifestó que actualmente no hay ningún impedimento para que se desarrolle esa política, pero el sector requiere una seguridad jurídica, que las políticas de desarrollo forestal se mantengan a largo plazo, pues la empresa privada sigue cumpliendo su papel al invertir en plantaciones.
“Hay una motivación grande, pero muchas veces los mensajes que se envían como que no definen claramente lo que está establecido en la estrategia nacional de ambiente”, expresó.
Precisó que lo que hace falta es que la ANAM públicamente hable sobre la estrategia nacional definida.
Las declaraciones de Carles se dieron ayer durante el seminario, “Plagas y Enfermedades en Plantaciones Forestales”, efectuado con miras a capacitar a los reforestadores del país en el manejo y tratamiento de sus plantaciones, como parte del proceso de preparación para afrontar las exigencias del mercado nacional e internacional de ofrecer maderas saludables y de buena calidad.
Durante el evento, la asociación se comprometió a frenar el desarrollo de la tala indiscriminada de árboles en los bosques naturales, supliendo el mercado local y extranjero con madera reforestada y mantener la sostenibilidad.
Se acordó también fortalecer los vínculos con el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), para proteger las plantaciones de los ataques de las plagas y conocer las normas para la introducción de material forestal, además de inculcar a los asociados el uso racional de químicos para no afectar el ecosistema.

La Asociación de Reforestadores de Panamá desarrolla la creación de un Plan Nacional de Reforestación Comercial para la siembra de 200 mil hectáreasen un período de 10 años

La Asociación de Reforestadores de Panamá desarrolla la creación de un Plan Nacional de Reforestación Comercial para la siembra de 200 mil hectáreasen un período de 10 años

Redacción Economía (economia.pa@epasa.com) / PANAMA AMERICA
La Asociación de Reforestadores de Panamá desarrolla la creación de un Plan Nacional de Reforestación Comercial para la siembra de 200 mil hectáreasen un período de 10 años.
Marisa Vallarino, presidenta de la asociación, indicó que en los últimos 20 años los reforestadores han adquirido el conocimiento, experiencia y tecnología que les permitiría sobrepasar las 5 mil hectáreas reforestadas anualmente con el apoyo de los actores del sector.
Vallarino dijo que es importante que otras entidades se sumen al compromiso de reactivar esta actividad.
Anarap recomienda la implementación de un sistema integrado, con un modelo de ventanilla única que permita agilizar trámites y obtener los permisos en poco tiempo.

 

En noviembre celebran 20 años de la ley de reforestación

En noviembre celebran 20 años de la ley de reforestación

Celebran 20 años de la ley de reforestación, la cual ha permitido reforestar 80 mil hectáreas en el país, lo que a juicio de Maritza Vallarino es un orgullo para la Asociación de Reforestadores, grupo que ella representa.
Manifestó que los estudios de impacto ambiental han sido movidos de una manera oportuna para cuidar estos puntos importantes.
Agregó que más que la celebración es el plan de reforestación nacional para poner en funcionamiento 200 mil hectáreas para ser sembradas, lo que significaría sembrar 20 mil por año para posicionar a Panamá.